Un breve recuento antes de The Defenders de Netflix

Un breve recuento antes de
The Defenders de Netflix

Poco falta para que Netflix estrene “The Defenders” la serie en la que unirá a 4 superhéroes que ya tienen al menos una temporada propia y nos han dejado buenas historias (algunas no tanto) y mucho material para esperar grandes cosas de este equipo.

Daredevil

Daredevil es la favorita de casi todos, la primera temporada es una excelente historia del origen y desarrollo del superhéroe, narrado paso a paso de una manera heroica pero también humana, llena de acción y buenos golpes, mezclado con ese ambiente de serie de abogados, intrigas y periodismo, un guión muy completo en el que no solo Matt Murdock (Charlie Cox) se desarrolla tanto como abogado como héroe, sino también Foggy Nelson (Elden Henson), Karen Page (Deborah Ann Woll) que se convierte en un pilar de la narrativa de la serie y por supuesto de manera magistral KingPin (Vincent D´Onofrio), si dejar de lado a otros personajes que hicieron de esa temporada toda una joya como Claire Temple (Rosario Dawson) y Vanessa Fisk (Ayelet Zurer).

La segunda temporada es distinta, además de algunos de los personajes antes mencionados, la introducción de El Punisher (John Bernthal) fue un bálsamo de violecia y Badassness que no se encuentra todos los días, en la segunda temporada el diablo de Hell´s Kitchen se encuentra con un contendiente que lo derrota psicológicamente, la “locura” de Frank Castle resulta demasiado para la fe que tiene Murdock en la gente y aunque su heroísmo no cambia del todo, si se transforma, finalmente reconoce que aún con toda su locura Frank Castle tiene razón en muchas cosas.

En mi opinión la segunda temporada simplemente no funciona sin Frank Castle, incluso después del episodio 4 y 5 que son magistrales, Punisher sigue siendo el personaje principal y sin su presencia el resto de la serie se caería a pedazos, aún con la introducción de Elektra y la mano.

Daredevil de Netflix

Jessica Jones

Basada en la exitosa novela gráfica “Alias” de Brian Michale Bendis, Jessica Jones (Kristen Ritter) tiene una narrativa menos heroica, más sombría y muy al estilo detectivesco, con una heroína distinta a lo que normalmente se ve en televisón, al contrario de Murdock en Daredevil, Jessica Campbell Jones no busca convertirse en una heroína sino todo lo contrario, su historia empieza cuando decide dejar de serlo, causa de los traumas que le ha causado el segundo mejor villano que ha visto en Universo Marvel (en televisión), solo después del ya mencionado Kingpin, The Purple Man (David Tennant).

Jessica Jones explora el interior de la mente de una heroína derrotada que busca de nuevo su identidad que le fue arrebatada de manera brutal por The Purple Man, una serie densa para muchos pero para mi gusto lograda de manera excelente, junto con otros personajes muy interesantes como la abogada Harper (Carrie Anne Moss) y por supuesto Hellcat (Rachael taylor) también introduce al siguiente protagonista de su propia serie.

Jessica Jones de Netflix

Luke Cage

Aquí las cosas para mi gusto empiezan a flaquear, aunque la considero una buena temporada, el ritmo de Luke Cage (Mike Colter) decae, Cage es un héroe con más habilidades que Murdock y que la misma Jessica pero que no quiere ser un héroe, Cage va descubriendo su propio poder y como puede ayudar a la comunidad en donde vive un paso a la vez, es un personaje en busca de la redención, en compañía de un gran reparto sin duda, particularmente Misty Knight (Simone Missick) y Cottonouth (Mahershala Ali), Luke Cage se concentra en la historia de la comunidad negra, el Ghetto.

Un final que es malo en cuanto a la última pelea que tiene con su enemigo “Diamondback”, y bueno en cuanto a que no es un final feliz, Cage encuentra la redención si, pero el precio que tiene que pagar es la cárcel, aunque no estará ahí mucho tiempo como bien lo sabemos.

Luke Cage de Netflix

Iron Fist

La última entrega es también la más floja, y es que Iron Fist (Finn Jones) quiso tirarle a ser muchas cosas y no le pegó a mucho, por momentos quiere ser mística y no lo logra, quiere ser un drama corporativo y tampoco, quiere ser una serie muy enfocada a las artes marciales y lo logra parcialmente, los enemigos de Iron Fist no logran ser entrañables como los de Daredevil o Jessica Jones, y el Iron Fist que intenta ser un personaje en si mismo, fracasa rotundamente, convirtiéndose en un arma que sirve solo para romper puertas y muros.

Iron Fist de Netflix

The Defenders

Ahí pues tenemos a los cuatro defensores, todos muy distintos entre si, con muy distintas motivaciones y personalidades.


21 total views, 1 views today

Related posts:

Author: BarbasMan

Macaco Postapocalíptico, soy músico, un poco de escritor, un poco de cara de perro, tengo pelo donde no se supone debería haber pelo y puedo matar dragones a nalgadas.

Share This Post On
%d bloggers like this: